Bienvenido invitado. Puedes iniciar sesión o asociarse. Hoy es 24/08/2019

IDENTIFICARSE
E-mail:
Contraseña:
   Recordar


¿Olvidastes tu contraseña?
¿No estás registrado?
¡Hazlo aquí!




Publicado el 4 de Agosto de 2016 en Acción Sindical
Noticia de todas las diócesis.

SUPRIMIR HORAS DE RELIGIÓN Y QUEJARSE LUEGO NO ES NORMAL

                 HACE FALTA  COHERENCIA Y SOBRA HIPOCRESÍA

1.Unos acaban de repetir el juego completo con la ESO, otros siguen moviéndose en lo imposible. Lo vivimos con los horarios de religión de la Educación Primaria. Y lo estamos viviendo ahora con la supresión de la 5ª hora en la ESO. Será el TSJA el que diga si en Andalucía se está respetando o no el Estado de Derecho. Es lo que los Obispos de Andalucía piden en el Recurso que interpusieron el pasado verano y que el sindicato APPRECE está apoyando. ¿No resulta paradójico que sólo sea el sindicato APPRECE el que apoya la defensa de las horas de religión tanto en la Educación Primaria como en la ESO?. En APPRECE estamos seguros de que en Andalucía se va a impartir justicia. Para eso está su Tribunal Superior de Justicia. Y también lo estamos, porque la Consejería de Educación ha resuelto bastante bien la organización de las enseñanzas de Religión en el Bachillerato, por lo que APPRECE la ha felicitado. Y también está actuando correctamente en los casos de los que tienen contratos indefinidos y tienen que cumplir con el requisito de la titulación del Máster. Eso quiere decir que también puede hacerlo bien en lo relacionado con los horarios de las enseñanzas de religión en la ESO y en la Educación Primaria.

2. No es posible “bendecir” que se supriman horas de religión para que “los funcionarios y las otras asignaturas no tengan problemas horarios” y, una vez suprimidas las horas de religión, montar “aquelarres” de protestas y pedir a la Consejería de Educación que busque “soluciones” fuera de la Ley.  Así no se defiende jamás al profesorado de religión, ya que el puesto de trabajo del profesorado de religión son las horas de religión principalmente. Por tanto, menos “teatro sindical” y más coherencia y juego limpio, por respeto a nosotros mismos.

3. No es posible exigir la supresión de las horas de religión o la salida de las enseñanzas de religión de la escuela o del horario escolar y, al mismo tiempo, pedir “limosnas” para el profesorado de religión, porque se ofende la dignidad de todo el colectivo de trabajadores que impartimos religión en la escuela. No es así como quiere ser defendido el colectivo, al que se le falta el respeto y al que se le pide poco menos que viva subvencionado con el dinero público sin horas de trabajo. Defendamos antes que nada las horas de religión fijadas en las leyes básicas del Estado, y no las de instrucciones y disposiciones autonómicas de rango inferior, como si Andalucía no fuera parte de España.

4. Dar pie a que el portavoz oficial del Gobierno de la Junta de Andalucía haya elevado el tono del debate público entablado con los sindicatos, era necesario, aunque el portavoz haya errado en sus explicaciones. No es con comunicados, por muchos logos sindicales que se le pongan, como se defienden las enseñanzas de la religión en la escuela y sus horarios y menos si ni siquiera se nombran. Resulta incoherente y de grandes dosis de hipocresía, defender los contratos de trabajo y las retribuciones económicas del profesorado de religión, sin que previamente se defiendan las horas de religión. Cuando se habla de retribuciones no se puede olvidar que están totalmente reguladas, correspondiendo a cada uno lo estipulado en función de sus horas de trabajo, se trate de una jornada completa o de una jornada parcial. Hablar de retribuciones “míseras” y de “condiciones de trabajo precarias” es propio de panfletos y sirven para hacer demagogia, nunca para defender la dignidad de la asignatura de religión, de la que curiosamente se olvidan en el comunicado unitario, ni tampoco así se defiende la dignidad de su profesorado.

5. Es la defensa del Estado de Derecho la que nos tiene que unir en la acción sindical a todos los sindicatos, no las apelaciones a los sentimientos y a las emociones, y hay que exigir un mínimo de coherencia para no transmitir falsas expectativas ni distorsionar la realidad de los hechos. Es, en último término,  la exigencia del cumplimiento de la Ley por parte de todos lo que une a la ciudadanía, ya que nadie puede estar por encima de la Ley y, en consecuencia, es la Ley y su cumplimiento lo que nos tiene que unir a todos los sindicatos.

6. Porque una cosa son las ideas que cada uno pueda tener y otra quererlas imponer por encima de la Ley. Y es esto lo que está en juego en Andalucía. Es hora de exigir a todos los políticos mayor rigor en sus expresiones. Es una falta de respeto afirmar “más Educación Física y menos religión”, dicho hace unos años, como “antes filosofía que religión” dicho hace poco en Extremadura o como el martes, día 2 de agosto, dijo el portavoz oficial del Gobierno de la Junta de Andalucía: “entendemos que hay otras materias que requieren más tiempo para tener niños mejor formados”.¿Es que las enseñanzas de religión “deforman”?. ¿Puede un portavoz oficial de un Gobierno expresarse en esos términos?. Ni afirmar que la Consejería de Educación está cumpliendo la LOMCE, que, según el portavoz oficial del Gobierno Andaluz, “establece una horquilla entre máximos y mínimos” de horas de impartición de Religión, donde se ha escogido “la parte más baja de la horquilla”. Es una explicación tan ingeniosa como falsa. Sólo dos razones legales, porque de sentenciar la legalidad de lo que se está haciendo en la ESO y en Primaria en Andalucía es el TSJA el que dictará su fallo: todas las CC.AA. están obligadas a respetar y cumplir el Acuerdo sobre enseñanza entre el Estado Español y la Santa Sede y los convenios firmados por el Gobierno de España con las otras confesiones religiosas. Por tanto, en España no puede hacer cada CC.AA. lo que le dé la gana con las enseñanzas de religión y con sus horarios, ya que hablamos de Acuerdos de Estado y, además, el Acuerdo exige a las administraciones públicas que a las enseñanzas de religión se les dé un trato equiparable al de las asignaturas fundamentales y una Consejería que escoge “la parte más baja de la horquilla” no da a las enseñanzas de religión un trato equiparable a las asignaturas fundamentales, como es evidente.

 7. Es sospechoso el silencio de unos y de otros sobre las propuestas que el sindicato APPRECE ha aportado para eliminar de raíz todos los posibles problemas en la Educación Secundaria Obligatoria: que la hora de religión de la ESO que se quita en 3º, se ponga en 1º, en una de las dos horas de libre disposición que se les ha asignado a los IES, con lo que ninguna otra materia se ve afectada. Recordamos que también APPRECE pidió para Primaria que el segundo módulo, hasta completar los 90 minutos en cada curso y en cada grupo, se le restara a los módulos de libre disposición asignados a los colegios, sin que afectara, por tanto, a los horarios de las demás materias. El que no se hagan eco de estas propuestas de APPRECE los otros sindicatos siembran dudas sobre si quieren o no la 5ª hora de religión en la ESO y si quieren o no los 90 minutos en Primaria.

8. Mientras que a otros sindicatos les resulta imposible compaginar la defensa de los horarios de los funcionarios, que los consideran prioritarios, con los del profesorado de religión, que es personal laboral docente, para el sindicato APPRECE siempre ha sido compatible la defensa de los derechos laborales de todos, funcionarios y personal laboral docente, y por eso siempre hace propuestas que benefician a todos, desde el respeto a la Ley y al Estado de Derecho.

9. Desde APPRECE estamos comprometidos en la defensa de los 90 minutos en la Educación Primaria, apoyando el Recurso que los Obispos de Andalucía pusieron hace un año y, antes del día 8 de septiembre de 2016, habremos registrado la contestación del sindicato APPRECE a la demanda de los Obispos, en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Sala de lo Contencioso-Administrativo de Sevilla. Y en lo que se refiere a los contratos del Profesorado de Educación Primaria, desde el mes de enero de 2016, APPRECE viene informando que no va a haber despidos de los profesores con contratos indefinidos, ni tampoco va a haber modificaciones de los contratos indefinidos para el curso 2016-2017. Otros sindicatos, sin embargo, siguen creando incertidumbres y dudas por doquier, hasta que sean ellos los que lo digan…porque sus portavoces son los más listos de la cuadrilla.

10. En cuanto a la hora que la Consejería, con el apoyo de los sindicatos, ha decidido eliminar en la ESO, el compromiso de APPRECE, anunciado con antelación se va a cumplir: a mediados de este mes de agosto estará registrado ante el TSJA el Recurso Contencioso-Administrativo en defensa de la 5ª hora de la ESO en Andalucía. Y en cuanto a los contratos indefinidos del Profesorado de Religión de la Educación Secundaria, esperamos que no se modifiquen por parte de la Consejería de Educación, por respeto a la Justicia y por respeto a la legislación laboral española y europea. Y, si en la Administración se decidiera modificar aquellos contratos afectados por la supresión de la hora de religión en 3º de la ESO, decidida por la propia Consejería, y no por falta de matriculación del alumnado, el sindicato APPRECE interpondrá inmediatamente ante el TSJA una demanda de Conflicto Colectivo, por lo que, a los hipotéticos afectados, aconsejamos que esperen a conocer la sentencia del Conflicto Colectivo, ya que todo Conflicto Colectivo paraliza las demandas individuales.

                                         Andalucía, 3 de agosto de 2016

                                               APPRECE ANDALUCÍA

BÚSQUEDA
FILTRO DE NOTICIAS
Filtro:   Todas las noticias
Ver sólo noticias de:




 

APPRECE ANDALUCÍA
Bda. Ntra. Sra. de la Oliva, 81 Bajo.
41013 SEVILLA
Apartado de Correos 19011
41080 SEVILLA
Tel: 954 23 34 99 Fax: 954 62 58 19
appreceandalucia@hotmail.com
andalucia@apprece.es